Beneficios de la dieta mediterranea

1.- Reducción riesgo cardiovascular: La enfermedad cardiovascular es la primera (hoy en día junto con el cáncer) causa de muerte en Chile y en países desarrollados, como la hipertensión arterial, el infarto agudo al miocardio, accidente cerebrovascular, entre otros. El uso de aceite de oliva asociado a un etilo de vida como la dieta mediterránea, podría reducir el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares mayores hasta en un 30%.

2.- Menor probabilidad de desarrollar cáncer: El cáncer se ubica en la segunda causa de muerte en Chile y países desarrollados (en Chile hoy en día pasando al primer lugar). Está demostrado, con la dieta mediterránea que los componentes de las frutas y verduras como carotenoides, vitaminas C y E y antioxidantes, protegen las moléculas del daño oxidativo y potencian al sistema inmune, por lo tanto, el consumo de frutas y verduras, en 5 porciones al día (2,5 de frutas y 2,5 de verduras, pro lo menos una de ellas crudas), protegen a las células y reducen la posibilidad de desarrollar algún tipo cáncer.

3.- Regula el peso: pro lo tanto evita la malnutrición por exceso como el sobrepeso y la obesidad, las cuales además se asocian a todos los tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y deterioro del sistema inmunológico, por lo tanto, mantener un peso adecuado, con una alimentación saludable como la dieta mediterránea, disminuye el riesgo de padecerlo.

4.- Reducción riesgo de enfermedades neurodegenerativas: las frutas, verduras y vino tinto, contienen polifenoles y antioxidantes que ejercerían una función protectora contra procesos de oxidación en el cerebro, reduciendo el daño generado por los radicales libres. Existe evidencia científica que el consumo moderado de vino reduce el riesgo de desarrollar demencia. Por lo tanto el consumo de estos alimentos, son importantísimos en la dieta mediterránea, y podrían ejercer una acción protectora en el cerebro.

5.- Reducción riesgo de diabetes tipo 2: Los componentes de la dieta mediterránea como el omega 3, la fibra, las grasas de buena calidad, los alimentos con bajo índice glicémico, así como los alimentos naturales o mínimamente procesados, ayudan a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Además, la dieta mediterránea regula el control del peso, lo cual también ayuda a prevenir la diabetes tipo 2.

6.- Fortalece nuestro sistema inmunológico: al ser rica en fibra, vitamina A, B, C, E, D y minerales, baja en grasas saturadas y alta en grasas mono y poliinsaturadas; rica en cereales y granos integrales; consumo de proteínas de alta calidad; preparaciones frescas y poco procesadas; uso de especias y condimentos en sus preparaciones.

7.- Reduce el riesgo de mortalidad global, promueve una mayor longevidad y mejora la calidad de vida.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*