¿Qué son las dislipidemias?

Las dislipidemias son alteraciones en los niveles de grasa de la sangre que pueden ser dañinos para la salud. Sus principales manifestaciones son elevación del colesterol, de los triglicéridos o de ambos; y un colesterol HDL bajo (conocido como colesterol “bueno”). Este último, a diferencia del colesterol “malo”, es protector de infarto agudo al miocardio.

Las dislipidemias juegan un papel importante en la patogénesis del daño vascular ateroesclerótico, es decir, depósitos de este lípido en las paredes de las arterias que van formando placas que obstruyen su correcto funcionamiento; y además puede producir eventos isquémicos en diferentes territorios. Según la encuesta nacional de salud del año 2010 la prevalencia de dislipidemias era de 38,5% en la población mayor de 15 años. La dislipidemia mixta, es la forma más frecuente y se caracteriza por triglicéridos altos, colesterol de alta densidad (HDL) bajo y colesterol de baja densidad (LDL) elevado, pequeño y denso.

Existen muchos subtipos de dislipidemias, pero cómo identificarlas?? Cuáles son los síntomas??

Con excepción de las dislipidemias genéticas, no existen síntomas ni signos de esta enfermedad y cuando ellos aparecen, habitualmente están relacionados con patologías que son consecuencia de las dislipidemias, como enfermedad coronaria, vascular arterial periférica o pancreatitis.

Por esto, cuando alguien acude a nosotros a control de salud, es imprescindible evaluar al paciente de manera integral, para lograr una adecuada interpretación de los exámenes de laboratorio y establecer objetivos de tratamiento acorde al riesgo individual del paciente según las recomendaciones de las Sociedades científicas reconocidas que nos demuestran el manejo adecuado, basado en la evidencia médica.

Las claves para controlar el colesterol son:

  • Llevar una dieta balanceada que evite las grasas saturadas y azúcares refinados.
  • Realizar actividad física regularmente.
  • Beber con moderación.
  • No fumar.
  • Controlar periódicamente el nivel de colesterol en sangre.

Manejo de hipercolesterolemia asilada

Además de las medidas generales mencionadas, la alternativa farmacológica es el uso de estatinas. En el caso de que no se logre controlar con dosis máximas de estatina, la primera opción es su asociación con ezetimibe o eventualmente con resinas. La asociación con fibratos no esta indicada para el manejo de la hipercolesterolemia aislada.
Para grandes reducciones de LDL, se recomienda estatinas potentes como Atorvastatina, Simvastatina, o Rosuvastatina.
EN caso de insuficiencia renal, preferir las que tienen una menor excreción renal como Atorvastatina y Fluvastatina.
En adultos mayores o con polifarmacias, preferir Pravastatina, que no se metaboliza a través del CYP 450 y solo el 50% es transportada por albúmina.
NO olvidar controlar siempre enzimas hepáticas y musculares a las 6 semanas y si éstas son normales, repetirlas a los 6 meses

Manejo de las dislipidemias mixtas

Prevención primaria:

  • Medidas generales mencionadas anteriormente, pero si con éstas no se ha alcanzado la meta se debe asociar un fármaco de primera línea como las estatinas, y como segunda opción un fibrato, en este último caso, es recomendable la elección de alguno con más acción sobre LDL como, Fenofibrato, Bezafibrato o Ciprofibrato

Prevención secundaria:

  • Iniciar estatina en dosis mayor a las habituales para lograr acción sobre colesterol, triglicéridos y efectos pleotrópicos. Si no se alcanzan los objetivos, se puede asociar un fibrato (evaluar miotoxicidad).
  • Se debe tener precausión en su uso en pacientes de tercera edad, en insuficiencia renal o en sujetos tratados con polifarmacia. La combinación de estatina y ezetimibe, puede dar beneficios adicionales en la reducción del LDL.

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa de la sangre que, entre otras cosas, aportan energía al organismo, éstos provienen de los alimentos, especialmente mantequilla, aceites y otras grasas que comemos, son calorías que guardamos ya que el cuerpo no las necesita de inmediato, sin embargo, su elevación sobre los niveles normales puede producir pancreatitis y aumentar el riesgo de infarto aguo al miocardiaco.

¿Qué son ¿Cuál es el tratamiento para los triglicéridos altos?los triglicéridos?

Es posible que pueda reducir sus niveles de triglicéridos con cambios en el estilo de vida:

  • Controlando su peso
  • Actividad física regular
  • No fumar
  • Limitar el azúcar y los alimentos refinados
  • Limitar el alcohol
  • Cambiar de grasas saturadas a grasas más saludables

La hipertrigliceridemia responde demasiado bien a la dieta estricta baja en grasas, baja en hidratos de carbono especialmente refinados, y exenta de alcohol.
Junto a la actividad física regular y a una buena hidratación, da excelentes resultados.
Ante niveles persistentemente altos de TG plasmáticos (200-499 mg/dl) a pesar de la dieta estricta, o ante niveles superiores a 500 mg/dl, se recomienda un fibrato, de preferencia Gemfibrozilo que es el que más acción tiene sobre TG, siempre que no exista insuficiencia hepática o renal significativa. En el caso de hipertrigliceridemia severa (≥500mg/dl) pueden utilizarse ácidos graso omega 3, con dosis superiores a 4 g/día.

¿A qué se llama colesterol bueno y colesterol malo?

El colesterol HDL y colesterol LDL son dos tipos de lipoproteínas, una combinación de grasas (lípidos) y proteína. Los lípidos necesitan unirse a las proteínas para poder moverse en la sangre. El HDL y el LDL tienen funciones diferentes:

  • HDL (high density lipoprotein) significa lipoproteínas de alta densidad en inglés. Se le llama colesterol “bueno” porque transporta el colesterol de otras partes de su cuerpo al hígado, donde elimina el colesterol del cuerpo.
  • LDL (low density lipoprotein), significa lipoproteínas de baja densidad en inglés. En ocasiones se le llama colesterol “malo” porque un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de colesterol en las arterias, aumentando el riesgo de infarto cardíaco y accidente cerebrovascular, entre otros.

Manejo del C-HDL bajo aislado

En un 90% de los casos de HDL bajo, se asocia a TG altos, y en un 10% se reconocen defectos monogénicos (antecedente familiar y cifra de HDL mneor a 25 mg/dl).
Para subir HDL lo recomendable es tener una buena aliemntaicón,r ealizar actividad física y dejar de fumar, como medidas más efectivas.
EL medicamento màs efectivo como complemento a loa nterior si no se alcanza el objetivo, es el ácido nicotínico, y después los fibratos. Habitualmente HDL bajo se acompaña de hipertrigliceridemia, que al corregirse mejora los niveles de HDL. El objetivo alternativo es reducir los niveles del LDL bajo los niveles considerados como óptimos (≤ 100 mg/dl).

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*